martes, 22 de mayo de 2012

Canción marinera

* Para EVJ que alguna vez supo...

El alacrán de la noche se ha llevado
tus manitas con la espesa capa
que cubre su desvelo.
Bajo un soplo de tu beso a mi beso
se acunan las horas del incierto
y los días se apegan como plagas
al mar que los ve atardecer.
En tu salina se abre un chorro de luz
descendiendo en clave de sol
hasta mis muslos y a ratos
muerdo el azufre de la espera
y a tientas busco el ancla de tu brazo.
Quiero abrir el cielo con este grito
azul que envuelve mi casa
aguardando como un espantapájaros
tus vértebras, el calor de tu sangre,
la savia de tus ijares,
el vértice de tus escamas...
Has venido a placer a mi puerta
y entre verso y entre sal
he muerto para enterrarme
a la sombra de tu estatua.